viernes, 1 de julio de 2011

BECADOS


  Hay quien se bebe la leche y luego le hace un poema y se lo lee al ganadero para que le dejen seguir sin tener que ordeñar la vaca.

2 comentarios:

  1. ¡Hombre!, también los poetas comen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. guaaa!! me encanta el blog, siempre encuentro poemas preciosos

    ResponderEliminar