martes, 25 de diciembre de 2012

MICRORELATO Nº38


Dada la situación, encuentro completamente normal el deseo de regresar a mi tierra y abrazar a mi mujer que me sobrecoge a menudo, pero ésta como urgencia física no ayuda nada cuando el paracaídas no se abre a la primera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada